Desarrollo Organizacional

Toda organización, bien sea comercial, de servicios, benéfica o de cualquier índole y tamaño, necesita desarrollar procesos que le permitan establecer un funcionamiento sano, con una cultura definida y un buen nivel de desempeño. Estos procesos deben estar diseñados para mejorar las habilidades, el conocimiento y la efectividad individual de la organización para cumplir todos sus objetivos.

La consultoría en desarrollo organizacional existe con el propósito de examinar la cultura, la estructura y las fortalezas y debilidades de un negocio para que el desempeño individual, grupal y en todos los niveles pueda mejorar y se puedan crear estrategias que conduzcan al cambio y propicien el equilibrio a través de la gestión y la cultura efectivas.

El desarrollo organizacional tiene dos ámbitos de acción; debe medir el impacto de la organización en su medio externo y considerar los elementos de interacción de ésta con el entorno en el que se desenvuelve, su principal objetivo es promover la habilidad de la empresa para responder y adaptarse a los cambios con efectividad. En el ámbito interno debe incrementar la capacidad y potenciar el desempeño de los miembros que componen las distintas organizaciones que la componen, mejorar los procesos relacionados con las estructuras el clima y la cultura a través de los sistemas de comunicación e interacción.

Los Nuevos Tiempos

El modelo tradicional de organización fue concebido en un entorno controlado, a principios del siglo XX y sobre el pleno desarrollo de la era industrial. Son modelos que fueron pensados con garantías de crecimiento en mercados de rentabilidad estables. Sin duda ese escenario cambió a principios de este siglo y la Re-Organización fue inminente, pero no inmediata.